Cosas de José Antonio, para andar por casa…

Aquí se puede opinar con cortesía y "animus iocandi"

La cancamusa

Daurmith, en su blog y bajo el título: La cancamusa de la homeopatía” declara su intención de lograr revitalizar la palabreja: “cancamusa”. El diccionario viene a decir que su significado hace referencia a los que distrae de la verdad, a modo de pases de prestímanos para ocultar la existencia del truco. Una estafa, vamos.

Me adhiero a la iniciativa de tan ilustre bloguera y, si bien ella la refiere a la homeopatía, a mí se me ocurre un montón de cosas, de hechos de situaciones en las que la cancamusa forma parte importante si no imprescindible, porque cancamusas son:

  1. Los programas electorales.
  2. Las promesas de bienestar hechas a los ciudadanos para que voten a unos u otros. El bienestar, cualquier bienestar lo pagaremos los que lo disfrutemos.
  3. La propiedad de algo. Deje de pagar los impuestos que le correspondan y verá lo que le dura su casa, su piso, su apartamento. Vivimos de alquiler… y gracias.
  4. La necesidad de tener cuenta en un banco para recibir determinados servicios.
  5. Los JJ.OO. en los que los participantes cobran por competir o son profesionales del deporte que “nos” representa.
  6. Las “grandes amistades”. Diga a su gran amigo de este verano lo que piensa en realidad de su actitud y verá lo que le dura esa amistad.
  7. El gobierno y la oposición. “Hoy por tí, mañana por mí” parece que sea el lema. Aparentemente se despellejan, pero la sangre no suele llegar al río.
  8. La TV. Ésa es la gran cancamusa. Tiene embebidos en ella a millones de ciudadanos cuya única opinión es lo que han visto en le tele… sin analizarlo poco ni mucho.
  9. Los éxitos deportivos de España. Nadie piensa en los logros científicos, algunos notabilísimos, que se ocultan detrás del gran engaño del “éxito”.
  10. La creencia de que todo puede ser conseguido con sólo quererlo y sin más que ese acto de volición.
  11. La pedagogía moderna, que preconiza que los saberes están ya dentro del indivíduo y que sólo hay que hacerlos aflorar.
  12. Lo “políticamente correcto”.
  13. Internet y sus facilidades tomados como sinónimos de conocimiento cuando, en todo caso, son pura información.
  14. La Real Academia de la Lengua Española y sus recientes “normas”.
  15. La Leyenda Negra. Es el trampantojo ideal para enmascarar la grandeza de España cuando España fué grande porque fué “ella misma”
  16. La “diversidad” de los pueblos de España. Es más lo que tenemos en común que lo que quieren hacer aparecer como diferente.
  17. Que todo lo anglosajón es mejor que lo latino. Mentira extendida hasta la saciedad por las películas americanas.
  18. La cortesía ruin, empalagosa y embustera del “que bien lo haces” al que no es sino del montón. En realidad es un derivado de lo “políticamente correcto”.
  19. La pretensión de ser protagonista para lo que no se está dotado.

No sigo, que tampoco pretendo ser exhaustivo y si continúo se me acaban las posibilidades de enfadarme otro día y es un gozo del que no me quiero privar. Un buen enfado libera de tensiones, alivia el estrés y advierte a los demás de las auténticas posturas de quien lo exhibe. Dicen que es malo para el corazón, pero de algo hay que morirse, ¿no?

 

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: