Cosas de José Antonio, para andar por casa…

Aquí se puede opinar con cortesía y "animus iocandi"

A mayor abundamiento…

Se me olvidó añadir a la lista de recortes que tendría que haber hecho el señor Rajoy para que se entendieran los sacrificios que son necesarios ahora, el de los Sindicatos. También es imprescindible el que ha de haber en las subvenciones que perciben los partidos políticos, pero lo dejaremos, por ahora, para tratarlo en ocasión más propicia. Claro que eso supondría poner a España boca arriba y costaría algo más que dinero, pero no cabe duda de que hay demasiada gente que pisa moqueta sin que su presencia sea necesaria.

Me cuentan que en Andalucía se han dado a lo Sindicatos las subvenciones siguientes:

A la bienamada UGT, en euros de los de comprar entradas del cine:

14.000.484,00  para convenio de colaboración en materia de formación profesional, autorizando el abono “sin justificación previa, de la totalidad del importe…”

4.267.026,00 para los mismos menesteres y en las mismas condiciones

8.738.107,00 idem.

A las queridas compañeras CC.OO. en idénticas circunstancias que en el caso de “los de casa”:

14.001.400,05

8.738.107,00

8.738.175,00

4.262.510,00

 La suma de las cantidades antes dichas arroja un monto total de 60.745.809,05 euros del ala que parece ser, a tenor de lo que se ha hecho en materia de formación, que es otro “chocolate del loro”.
Eso sólo en Andalucía; pero lo que me llama la atención es que sea concedida la autorización de pago sin que haya una justificación previa, un presupuesto al menos, porque da la impresión de que llegan los sindicatos y dicen: “… dame.. ocho -o cuatro, o catorce- millones de euros” y la Junta abre la caja y les suelta los dineros como si fueran calderilla. No es que me meta con Andalucía, porque supongo que habrá sido costumbre de todas las comunidades autónomas, sino que da idea de la “diligencia” con que se ha administrado el dinero procedente de los impuestos de todos nosotros.
Por tanto, otro recorte en profundidad que hay que hacer es el debido a los sindicatos, que, al igual que en el caso de los partidos políticos deben subvenir a sus necesidades mediante las aportaciones, cuotas, donativos, daciones, etc. de los que militen en ellos. ¿Que eso no sería posible? ¿Y cómo lo sabemos si nunca se ha hecho? Lo que sí sabemos es que el sistema actual es tan descerebrado que no puede seguir manteniéndose. La gente de la calle está harta. Sobre todo los que hemos conocido otros tiempos, otras épocas, otros modos de administrar.Imagen
El Duque de Segorbe, que había prometido edificar este monasterio -ahora derruído por la incuria de los hombres, el paso del tiempo y por una decisión política que no mejoró nada de lo que había- tardó en levantar el Monasterio de los Jerónimos de la Esperanza un montón de años y lo remató… cuando pudo, lo cual no fue poco. Ése es el ejemplo a seguir que no han aprendido nuestros gobernantes, “lo del brazo y la manga” y no el de “gastar un poco más de lo que se ingresa” porque ese es un procedimiento que activa la economía momentáneamente, pero lleva al desastre al correr del tiempo. Otra vez, y no sé cuántas van, el sentido común al poder.
Claro que, como todo esto son verdades de Perogrullo, los que tienen la oportunidad de aplicarlas se las pasan por el forro de… por el forro.
Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: