Cosas de José Antonio, para andar por casa…

Aquí se puede opinar con cortesía y "animus iocandi"

ANUNCIOS DE TIEMPO

Es impresionante contemplar el despliegue de técnicas y de tecnologías de que hacen gala las emisoras de televisión a la hora de presentar “El Tiempo” y sus previsiones: fotografías en el espectro visible, mediante infrarrojos, algoritmos de todo tipo, mapas interactivos que despliegan iconos de lluvia o sol, colorines que indican dónde y cuánto está cayendo, flechas que indican las antes llamadas corrientes en chorro… Y mapas, muchos mapas que van presentando la evolución del tiempo día a día, hora a hora si fuera preciso. Las previsones se permiten el lujo de hacerse con varios días de antelación para que el personal sepa de antemano qué es lo que le deparará el tiempo atmosférico y que pueda, así, hacer los planes que más le convengan. Por si fuera poco, casi siempre aciertan. Y todo eso casi sin despeinarse. Ya quisieran mis paisanos haber tenido esa información cuando había que hacer “hormigueros”. ¿Cómo? ¿Que no saben lo que es eso? Entonces tienen una laguna importante en su educación.

Mis paisanos sabían que bajo la superficie de la tierra de labor anidaban diferentes insectos que, por lo que fuera, no les caían bien. La “miseria” de la tierra les llamaban: grillos, “gatos sebolleros” (sic), hormigas, “rapaculos” (otra vez sic), escarabajos y otros minúsculos habitantes del subsuelo cuya vida hacía más difícil la prosperidad de los cultivos y mermaba la cosecha. Para acabar con “la miseria” inventaron los “hormigueros” que consistían en motones de tierra puestos sobre leña menuda, a modo de pequeños “igloos”. Unos agujeros hábilmente dispuestos en la base, servían para prender la leña y que no se apagase la combustión que había de servir para calcinar la tierra y acabar con los indeseables insectos y con los huevos que hubieran de dar vida a otra generación de animalitos dañinos para los intereses de los agricultores.

A simple vista, a todo el mundo le parecía éste un buen sistema, que venía poniéndose en práctica -sin análisis ni discusión- “desde siempre”, de “toda la vida”. Hasta que los Agentes de Extensión Agraria fueron informando a los labradores de lo que cualquiera no aferrado a ultranza a la tradición hubiera advertido: que los insectos huían ante cualquier movimiento de tierra, que se mataba muy poca “miseria” y que la tierra que quedaba -calcinada- era muy poco apta para aportar nutrientes a las plantas, puesto que la materia orgánica que pudiera contener, desaparecía con la práctica de los “hormigueros”.

Los dichosos “hormigueros” habían de realizarse en tiempo seco como es natural, porque la combustión duraba más de un día. Para tener una orientación se recurría siempre al vaticinio de alguien que “entendiera” del tiempo, ya que el Calendario Zaragozano no era muy fiable, en sus predicciones a largo plazo. Así es que la decisión de hacer o no hormigueros dependía del consejo de quien “supiera” de “tortosanos”, “torresicas” “maretas”, “ponientes” o “nortes”. Es fama en el pueblo que el ciudadano en cuestión, el más afamado, era célebre porque siempre se le mojaban los hormigueros cuando los hacía en sus huertas. No hubiera habido tanta tribulación de haber contado con las previsiones del tiempo en la tele.

Imagen

En mi pueblo, había, además, un personaje determinante en esto de anunciar el tiempo: el sereno. La persona encargada de patrullar las calles para tranquilidad de los vecinos a partir de la media noche y que se ocupaba de cantar las horas y de anunciar el tiempo que estaba haciendo durante su ronda mediante una especie de “oración-reloj-parte meteorológico” que venía a decir: “Ave María Purísima, las doce, sereno”. 

Podían ser las doce, la una o las dos o las tres, como en la canción de Sabina, y estar sereno, nublado o lloviendo; o también, como cantó aquél entrañable sereno de mis años mozos: “ni sí, ni no” ante la ligera llovizna de la noche; que no tenía a su disposición los elementos con los que discernir qué era lo que estaba pasando. ¡Qué tiempos!

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: